Google+ Followers

Seguir por Email

La vida es una histeria sin tu prensencia- Salvador Arnau




Qué noche tan hermosa, Jarrapellejos,
que miedo da la noche en soledad,
que puta es la vejez, decía mi abuela,
no me toques el centro por caridad.

El cielo no amanece, qué desespero,
yo tampoco te espero en carnaval,
mañana me lo cuentas, hoy tengo sueño,
no me interpretes mal por no pensar.

Hoy huele a desencanto y alevosía
lo que ayer fue un milagro sin esperar,
la vida te sorprende en una esquina,
no me cobres el IVA, soy capitán.

Los sueños que tenía, se echan atrás,
el paso de los años no dan pa' más,
qué cruel es la mentira cuando se empina,
no me llames mañana, es el final.

El tiempo es una lacra que te amenaza,
la luna es un invento de un ruiseñor,
el sol es una estrella con tres galones,
no me llames poeta, soy un ladrón.

Robo los corazones si ando de fiesta,
las siestas se acabaron hace un montón
de años que pasamos en las tinieblas
jugando al ajedrez y al dominó.

Tu voz es una ermita de servilleta,
la iglesia la cerraron por vacación,
no me cuentes tu vida, por la deriva
andamos todos juntos por vocación.

Qué lote de corazón te ilumina,
qué porche soñaste con ilusión,
tu escote siembra luz en mi vida,
no me toques los tendones, por compasión.

Te quiero como nadie te había querido,
lo sabes y lo ignoras, qué cabezón
me pongo en tus pupilas sin retahílas
cuando me miras, niña, con corazón.

Las horas no meditan, son espontáneas,
tu voz es una ignota lágrima del mar,
el verso libre existe, aunque te duela
no pienso, nunca más, volver a claudicar.

Participa en TOP SEMANAL enviando tu relato o poema por correo a: mimo1144.enlinea@blogger.com

+POPS